EVERTON 1976 UNA HISTORIA DE CAMPEONES

EVERTON 1976 UNA HISTORIA DE CAMPEONES

      “A nosotros siempre se nos dijo que en el proyecto, porque a esto lo nombraban como un proyecto. Primero, estaba la etapa de consolidación del grupo, porque se trajeron jugadores de varios lados, por lo que era difícil lograr que este equipo se compactara el primer año. Entonces el primer año, llegar tercero, cuarto. El segundo año, ya llegar por ahí a una segunda instancia, y al tercer año, ir derechamente por el campeonato”.

       No obstante, las cosas se dieron al revés, y fue durante el primer campeonato, que el equipo tuvo un mejor acople, y logró conseguir el propósito propuesto durante comienzos de año.

La campaña en sí fue casi perfecta. Everton jugaba muy bien, pese a que en un comienzo no lograba llamar tanto la atención de sus hinchas, debido al juego que planteaba en aquel entonces el director técnico Pedro Morales, quien llega a Viña del Mar con un título de primera división bajo su alero, y una potente amistad con Antonio Martínez, construida durante el Mundial de Alemania de 1974, ya que Morales era el técnico asistente de la selección chilena. Pero a medida que iban avanzando los partidos, cada vez más la gente se iba identificando con los colores oro y cielo.

Jornadas de fin de semana donde el mítico “Estadio Sausalito”, que ha sido hogar de innumerables anécdotas a lo largo de su historia (tales como haber sido sede del Mundial futbol del año 1962, con Pelé liderando la escuadra brasileña en aquel recinto) se llenaba para ver jugar al equipo sensación de aquel entonces.

Con una campaña que alcanza matices de record, debido a un porcentaje de rendimiento superior al resto de los campeones en aquellos años, (Everton obtuvo 22 victorias, 9 empates y solo 2 derrotas), se logró consolidar al Estadio Sausalito como un “templo”, done solo hubo un tropiezo y fue nada más ni nada menos que ante el imponente cuadro de Colo Colo.

Gutiérrez a medida que iba avanzando los partidos, se daba cuenta que su equipo estaba para pelear el campeonato, por lo que la esperanza de conseguir el anhelado título se veía bastante cerca en comparación a años pasados.

       “Se peleó hasta el final con la Unión, y en ese momento, nos generamos muchas expectativas con el gran plantel que teníamos, y aunque costó, como todo al Everton le cuesta, al final se coronó con un campeonato”

Las paradojas de la vida, hace que de la misma manera que el año 1950, Everton y Unión Española deban disputar una final para consagrar al campeón, tras llegar igualados en puntaje al final del torneo.

La primera final, jugada en el Estadio Nacional, es un empate 1-1, que dejó a los 80.000 asistentes con las ganas de ver a su equipo campeón. A diferencia de hoy en día, donde el partido se reanuda de inmediato, para proseguir al alargue o lanzamientos penales, en aquel entonces los partidos definitorios (háblese de liguilla o finales) se repetían en el mismo escenario, con una breve diferencia de días.

El día 27 de diciembre del año 1976, quedó en los registros de todo hincha ruletero, y de aquel con conocimientos sobre futbol. Everton llegaba con la obligación de conseguir el título por la buena campaña realizada, la potente inversión que se hizo, y la gran cantidad de gente que acompañó esa jornada al elenco ruletero.

En aquellos años, el “Estadio Nacional” contaba con espacio para 80.000 espectadores, a diferencia de hoy en día, donde el aforo se ha reducido a un poco más de la mitad. 60.000 personas acompañaron a Everton en aquella jornada, llenando la capacidad del estadio, junto a la barra de Unión Española.

En ambos encuentros, Erasmo Zúñiga estuvo en la banca, pero eso no fue condicionante para poder sentirse parte del título obtenido, y pasar a ser parte de la historia del club de la quinta región.

       “Los dos partidos, yo estuve en la banca. Pero teníamos la tranquilidad de que nosotros con la gente que teníamos, no seguros, porque en el futbol no hay nada seguro, pero sí que teníamos grandes posibilidades de ser campeones. Además de que teníamos un Estadio Nacional, que más de las 80.000 personas que habían, 50.000 o más eran de aquí de Viña o de Santiago, porque éramos un equipo muy querido”.

Everton comienza ganando a final del primer tiempo con un gol a los 44 minutos. Tras un pase largo desde mitad de terreno que recibe José Luís Ceballos, otrora puntero izquierdo y figura de aquel equipo, cede para Sergio Ahumada, y este define con un potente disparo hacia la portería rival. Era el 1-0 y el grito de gol que tanto se había hecho esperar en el partido pasado.

En el segundo tiempo, Everton seguía con la misma tonalidad de juego, y es así como tras ganarse un foul en la entrada del área grande a los catorce minutos de la segunda etapa, Mario Salinas cobra un excelente tiro libre, con el efecto suficiente para poder conseguir que la pelota no pueda ser alcanzada por el golero. 2-0 y la gente se ilusionaba con estar cada vez más cerca de un título.

Pero como es la tónica de la historia de Everton, siempre las cosas se complican. Y tras un penal sobre Unión Española, Luís Miranda cobra el lanzamiento a los 41 del segundo tiempo y marca el 2-1 que ponía nerviosos a los hinchas viñamarinos.

Lo mejor estaba por venir, porque en un certero contrataque en los minutos de descuento, tras un excelente balón aéreo “cuchareado” hacia José Luís Ceballos, permite que el veloz puntero agarre la pelota y corra en dirección al arco sin defensa alguno que lo pudiera detener. Al momento de enfrentarse al portero rival, dispara colocadamente por la parte baja del arco, desatando la explosión de grito de gol en un Estadio Nacional colmado de hinchas ruleteros que veían como su equipo bajaba la tercera estrella de campeón.

Final del encuentro, y Everton superaba a Unión Española por 3 tantos contra 1, coronándose campeón del futbol chileno. Emoción por parte de sus dirigentes, jugadores dentro del terreno de juego, e hinchas que acompañaban al equipo en el estadio, o desde Viña del Mar, como fue el caso de Oscar Gutiérrez, quien no pudo asistir a aquel encuentro, pero la emoción se hizo presente de igual manera.

      “Es una gran frustración, no pude ir al partido final. Yo seguí toda la campaña de local de Everton, pero era muy pequeño, por lo que no podía ir a otras partes. En el Estadio Sausalito vi todos los partidos, y bueno, no pude ir a Santiago a ver la gran final. Había mucha efervescencia en la ciudad ese día, todos mis conocidos fueron, y yo lo seguí por televisión y radio. Fue tremendamente emocionante, recuerdo el estadio en blanco y negro, tengo esa imagen grabada, junto a la gente cantando y saltando por el Everton”.

Justamente, esta transmisión televisiva que permitió a Gutiérrez ver como su equipo salía campeón sumado a la celebración dentro del terreno de juego, fue grabada por Eduardo Gandulfo, director del programa “Show de Goles” en aquellos años, quien obtuvo las imágenes de manera exclusiva para la transmisión televisiva de aquel importante encuentro.

      “Esas imágenes son propiedad del Show de Goles. Desde arriba estaba grabando Leopoldo Moreno.  En esos tiempos uno se podía poner a ras de cancha, tanto reporteros de radio entre otros. Yo me encontraba ahí, por el sector donde había salido Everton, cerca del túnel, y al otro lado estaba Cesar Saa”.

Para Erasmo Zúñiga, la imagen imborrable dentro de la cancha, es la celebración de la gente en la galería, con sus antorchas de papel quemando, generando una luminosidad que muy pocas veces se vio en el recinto de Ñuñoa.

    “Eran impresionantes las antorchas de papel. Yo cuando vuelvo a ver el video, todavía se me vuelve a poner la piel de gallina. Son momentos muy lindos, y como en el futbol todo es efímero, había que disfrutar ese momento. Y creo que ese momento lo disfrute a concho, dando la vuelta olímpica en el Estadio Nacional”.

La imagen en la que los tres concuerdan, de que debe ser una de las más importantes en la historia de esta institución, es el recibimiento que tienen los campeones al llegar a Viña del Mar. Como una ciudad entera, les dio la bienvenida para celebrar el título recién obtenido.

El periodista Eduardo Gandulfo, de corazón wanderino, pero con un potente lazo al equipo ruletero, estuvo presente dentro del camión en el que llegaban los campeones, debido a situaciones azarosas del destino.

  “Everton no llega el mismo día que sale campeón. Llega al siguiente, y decidimos ir a esperarlo con cámaras al control de Peñuelas, por lo que nos llevan en un auto con las dos cámaras. El equipo venía en un bus, y había un camión que los estaba esperando. Ellos se suben al camión, y nos dejaron subir a nosotros. Nos dejan subir al camión, de tal manera que por eso pudimos tener las imágenes de la llegada a Viña”.

En ese mismo camión, que es donde va Erasmo Zúñiga, le surgen los recuerdos al ex futbolista sobre cómo la gente los hacía detener para dar sus felicitaciones y celebrar la corona.

     “Para que te cuento las veces que nos hicieron parar. En Curacaví, en otros sectores de por allá, la gente con banderas, que nunca lo imaginábamos. Y acá al subirnos a un camión abierto, nos costó una enormidad poder bajar por Agua Santa, porque verdaderamente era un mar humano. Toda la gente quería darnos las felicitaciones y celebrar lo que habíamos conseguido. Es el momento donde yo más he sentido el cariño que te puede entregar la gente”.

Ese cariño del cual habla Erasmo, es el que Oscar Gutiérrez, como buen hincha le entregaba a los jugadores al momento que bajaban por sus calles.

       “La verdad es que no sabía que habían tantos evertorianos, porque en realidad era una cantidad de gente increíble, desde Agua Santa, desde el paradero 6 hasta Álvarez, de verdad en todos lados gente gritando, siguiendo al equipo que venían bajando por la ciudad con banderas, con las bocinas de los vehículos. Mucha mucha mucha gente, y mucha efervescencia. La imagen que como te digo que tengo, es de la gente muy contenta, muy feliz y muy emocionada porque igual al Everton siempre le ha costado ser campeón. Y después de tantos años, con un buen plantel, fue muy emocionante llegar a verlos volver a la ciudad y recibir todo el cariño de esa gente. Yo era un niño chico, pero recuerdo todos los gritos, todos los canticos. Estaba afónico de tanto gritar por la calle todo lo que pude al equipo y recuerdo también a los jugadores muy contentos y muy emocionados por ese recibimiento”.

Se está próximo a cumplir 38 años desde aquella memorable jornada en la que Everton pudo bajar su tercera estrella. El cariño del hincha hacia quienes consiguieron este título es algo que aún está vigente, y seguirá con el paso del tiempo.

Es una celebración que va más allá de las generaciones que pudieron presenciar aquel momento, más bien, va como una tradición a quienes sienten los colores azul y amarillo impregnados en su corazón. En la actualidad, Everton no se encuentra en un buen momento deportivo, pero recordar detalles como estos, hacen que la historia de este club, logre reflotar frente a la adversidad en la que está sumergido.

Una ciudad entera, identificada con los colores de un equipo, hace que el sentimiento por la camiseta, sea más que una pasión.

Fotos: oncesdefutbol.blogspot.com

Diego Rodriguez/generaciondeportiva.cl Everton_1976 everton-1976

About author

You might also like

Fútbol Primera B 0 Comments

COQUIMBO UNIDO VENCE A COBRELOA Y COMIENZA CON EL PIE DERECHO EL CAMPEONATO

Con 3414 espectadores en las gradas, piratas y zorros del desierto se dieron cita en el mundialista Francisco Sánchez Rumoroso Un entretenido partido el que disputaron Cobreloa y Coquimbo en

Fútbol Primera B 0 Comments

UNIÓN LA CALERA RESCATÓ UN EMPATE ANTE DEPORTES IBERIA EN LOS MINUTOS FINALES Y SIGUE COMO LÍDER

Unión La Calera recibió en Quillota a Deportes Iberia por la undécima fecha del Campeonato Loto Transición 2017, duelo que se jugó en el Estadio Bicentenario Lucio Fariña y que

Fútbol Primera B 0 Comments

CURICÓ UNIDO SIGUE EN LO MÁS ALTO DE LA TABLA TRAS VENCER A DEPORTES IBERIA EN DUELO PENDIENTE

Los torteros derrotaron a los azulgranas por 2-0 en un compromiso válido por la tercera fecha del torneo y estiró la diferencia de puntos sobre su escolta, San Marcos de

Fútbol Primera B 0 Comments

¡¡¡VUELVE EL IDOLO RULETERO A VIÑA DEL MAR!!!

El delantero argentino es la última incorporación para el equipo de Luis Marcoleta. El ariete, quien se incorporará en los próximos días a los entrenamientos, firmará contrato por un año,

Fútbol Primera B 0 Comments

UNIÓN LA CALERA SE ENREDA EN VALDIVIA PERO MANTIENE LA DISTANCIA EN EL LIDERATO DEL CAMPEONATO LOTO

Se acerca el cierre del campeonato Loto Transición 2017, en la que Unión La Calera se mantiene en el primer lugar de la tabla con 25 puntos. Los cementeros consiguieron

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply